Entradas

El Loco Emperador del Mundo (marzo 2007, Ciclo Onírico)

Imagen
La cordillera de los Himalayas, el techo del Mundo.
En esta ocasión me había trasladado al siglo XIX, aunque debido al grado de desarrollo de la zona parecía que estuviéramos en la Edad Media. Formaba parte de un ejército mongol que con un caudillo al frente llamado Wan Chuk, se había lanzado a la conquista del mundo, empezando por el país de las Nieves Eternas. El ejército era gigantesco, cientos de miles de hombres marchaban con Wan Chuk por los caminos que recorrían los valles entre las montañas.

Era como una marea imposible de detener, sobre todo porque este ejército poseía un arma terrible y definitiva. Era una maquinaria que por unos pequeños cañones expulsaba unas vastas lenguas de fuego a ras de suelo, que arrasaba todo lo que alcanzaba a una distancia de varios cientos de metros. Era imposible huir de aquella ígnea capa que lo cubría todo y con esta arma, ningún ejército podría detener a la horda de Wan Chuk. Además era como si hubiera sido heredada de alguna antigua cultura de…

El Intruso (octubre 2005, Ciclo Onírico)

Imagen
Un día soñe que una tarde gris y lóbrega, caminaba por una de las calles del Casco Antiguo de Zaragoza, un barrio bastante deteriorado y decrépito y al pasar frente a una de sus casas, me sentí atraído hacia la oscuridad que exhalaba un gran portón de madera, abierto de par en par, como una monstruosa boca esperando devorar a quién se atreviera a cruzar el umbral, y sin poder evitarlo entré. La fachada estaba en consonancia con la calle en sí, vieja y sucia y el patio interior, oscuro y lúgubre, estaba lleno de polvo y suciedad por todas partes. Olía a rancio, a viejo y a humedad. En la penumbra se divisaba a la izquierda una gran escalera de madera. Ancha y con un pasamanos a su derecha terminado en un pomo, todo ello de madera también. Los escalones estaban rematados con ornamentos de bronce sucio y gastado. En definitiva todo era antiguo y vetusto pero exhalaba todavía cierto aire señorial perteneciente a una época pasada de gloria y esplendor. Un conjunto en el que se respiraba …

Utopía (marzo 2001)

Imagen
No sé cómo, pero había viajado en el tiempo hacia el futuro, a una época indeterminada en la que la humanidad estaba fracturada en tres grupos sociales distintos y bien diferenciados entre sí. A lo largo de décadas y décadas, la civilización había avanzado en el campo de la tecnología hasta el punto en que todo estaba informatizado. Se había llegado tal vez a la utópica sociedad del ocio en la que eran las máquinas las que lo hacían todo mientras que el ser humano se dedicaba a administrar su tiempo libre en lo que más le pudiera satisfacer: lectura, aprendizaje y formación cultural, viajar, hacer deporte, etc. No tenía que preocuparse de nada, todo estaba en manos de las maquinas e iba sobre ruedas.
La humanidad estaba en su edad de oro. Había abandonado las antiguas ciudades y ahora vivía en colosales y ciclópeos edificios capaces de albergar a cientos de miles de personas. Edificios que constituían auténticas unidades urbanas y en los que era posible hacer absolutamente de todo. Eran …

Los Hijos de Nuestros Hijos de Clifford D. Simak

Imagen
Colección Super Ficción nº 1
Editorial Martínez Roca 1974
Viajes en el tiempo, o invasiones extraterrestres, o apocalipsis, o lo que sea
Esta cosa llamada “Los Hijos de nuestros Hijos”, narra los motivos de porqué dos mil millones de personas, abandonan su tiempo (siglo XXVI), para desembarcar en nuestra época. ¿No os suena? Pues a mí me recuerda sospechosamente a la serie “Refugiados”. ¿Plagio?...Bueno, esta novelilla es del 74.
Y vaya follón el que montan; total “pa ná”, porque solo están de paso, ya que su objetivo está mucho más lejano en el tiempo, pero lo que llevan detrás no es moco de pavo. En realidad, es una novela que trata el problema de la superpoblación,  alimentación, desequilibrios ecológicos y del rechazo social que genera el fenómeno de la inmigración, (esta vez intertemporal). Como viene siendo habitual, este tipo de novelillas veraniegas, es de las que avanzan y avanzan y no se termina de ver el final, y piensas que tiene que existir una continuación, hasta que a falta d…

Los Enigmas Luminosos de Paul Bera

Imagen
Colección Anticipación nº 1 Editorial Fleuve Noir para Libroexpress 1978 No te olvides de ducharte todos los días o como cargarse la humanidad (o casi) en 223 páginas.
Dice el refrán que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Confirmado, me acabo de leer una nueva novela de Paul Bera, bueno lo de nueva es un decir porque “Los Enigmas Luminosos” fue escrita en 1978. Esta va de un robot humanoide, llamado Robi (imaginación al poder), que posee tres cerebros aunque si solo hubiera tenido uno, igual hubiera dado, total... Pues de pronto va y aparece de la nada en medio de una civilización en decadencia que ha olvidado su glorioso pasado tecnológico y que ahora refugiada en una gran cúpula, se ve acosada por unos seres hechos de luz procedentes de las estrellas, que se dedican a exterminarla, ya que creen que los seres humanos son animales sin inteligencia alguna, y solo porque ¡huelen mal!, en serio... El Robi este, al parecer ha sido creado por un tal Allan ¿-…

Los Náufragos de Venus de Alberto López Aroca

Imagen
¿Pero esto qué es y qué está pasando? Editado por la Academia de Mitología Creativa Jules Verner de Albacete 2013
El 5 de diciembre de 1872, un bergantín mercante llamado Mary Celeste apareció flotando en aguas próximas a las Islas Azores. La tripulación había desaparecido, no había signos de violencia a bordo del barco y se dice que las mesas estaban puestas y los platos aún humeaban. Este caso (totalmente verídico), despertó la imaginación de autores, como Arthur Conan Doyle y su historia se ha llevado al cine en repetidas ocasiones (con Bela Lugosi en 1935, por ejemplo), pero la verdad acerca de este suceso histórico solo ha salido a la luz, tras la publicación de esta novela. Un hombre misterioso que se hace llamar Abel Fosdyk paga una suma de dinero al propietario del bergantín “Mary Celeste” para viajar de incognito a Italia. El capitán del barco, Benjamin Briggs, acepta las condiciones a regañadientes, y muy pronto habrá de lamentar su decisión, cuando de repente su esposa Sarah…

Charlie Marlow y la Rata Gigante de Sumatra de Alberto López Aroca

Imagen
Como hacer un cóctel literario y salir airoso en el intento.
Editada por la Academia de Mitología Cretativa Jules Verner de Albacete. 2012
Durante una reunión improvisada, en el Billiards club de Londres (donde como todo el mundo sabe, nadie jugar al billar), un grupo de viajeros y aventureros rememoran las andanzas del marino Charles Marlow -más conocido por ser el protagonista de la novela "El Corazón de las Tinieblas" de Joseph Conrad, que inspiró la película "Apocalypse Now"-, y el viaje que el vapor volandero "Friesland" realizó en 1893 en busca de un barco desaparecido, el Matilda Briggs, no muy lejos de la isla de Sumatra. Marlow tendrá que llevar a cabo la búsqueda en compañía de un inglés alto, estirado y extremadamente sagaz, que se hace pasar por un explorador noruego llamado Sigerson. La pista que conduce al Matilda Briggs, llevará a Marlow y a su patrón (un enviado del club Diogenes), hasta una siniestra isla en el Índico, envuelta en una misteri…

Mutantes de Paul Béra

Imagen
Como matar con la mente e irte de rositas, o lo que no te mata te hará más fuerte.
Colección Anticipación nº 10
Editorial Fleuve Noir para Libroexpress 1976
Otra de Ciencia Ficción B Que nadie se imagine escenas apocalípticas, ciudades en ruinas o mutantes a lo Corben. Esto va de supervivientes, que como pueden, han tirado “pa'lante” después de una guerra nuclear, de esas que fracturan a la sociedad en varios grupos. Y claro, siempre están los más listos, de los que piensan que “a aguas revueltas, beneficio de pescadores” y se montan un tinglado de los de tipo “1984” de Orwell o “Un Mundo Feliz” (otra vez), de Huxley. Pero, la historia se repite, resulta que los más débiles y aparentemente marginados, acaban descubriendo un secreto que les sirve para darle para el pelo a los de arriba.
Otra novelilla “duerme piernas”, (otro abrazo Javier), veraniega y para leerse en la playa sin que te importe que se te llene de arena, de Paul Béra, que en realidad se apellidaba Bérato (es comprensi…